Canal RSS

Layer Cake de Calabacín y Chips de Chocolate

Publicado en

Hola cocinillas,

¿cómo vais con estos calores? Yo no sé dónde meterme, la verdad. Todos los veranos le digo lo mismo a mi madre, que me voy a comprar una casa en Helsinki para pasar allí todos los meses de calor, porque ¡esto es un sinvivir señores!. Y lo que nos queda… sólo de pensarlo me entran los siete males.

Hoy os traigo una receta que muchos considerarán sorprendente, aunque no me extraña nada pues yo fui la primera que quedó en estado de shock cuando babeando frente al blog www.elrincondebea.com. Lo primero que se me pasó por la cabeza fue: ¿pero cómo va a estar buena una tarta de calabacín con chocolate?. Para que conste en acta, yo no tengo nada en contra del calabacín, que lo como bastante. Después de darle muchas vueltas, se me presentó la ocasión perfecta. Una cena con mi familia paterna para celebrar el contrato indefinido de mi primo Juan Alonso (tal y como están las cosas eso se merece un fiestón) iba a ser el momento para “engañar y escandalizar” a la peña.  La única que conocía el ingrediente estrella de la tarta era mi madre y nadie más lo supo hasta que todo el mundo se había metido en la cuchara en la boca y se estaba relamiendo. Y para muestra, la reacción de otro primo, José Pascual, que dijo al probarla: ¡Así si que mola comer calabacín!.

La única variación de esta receta de www.elrincondebea.com además de los moldes usados (yo no tengo tres moldes de 18 cm, sólo tengo uno de 25 cm), es que puse 5 huevos L en vez de 3 huevos XL.

Para hacer la tarta necesitáis:

  • 4 ó 5 huevos L
  • 300 ml de aceite de oliva
  • 250 gr. de azúcar moreno
  • 350 gr. de harina de trigo
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 2 cucharaditas de canela
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 250 gr. de calabacín pelado y rallado
  • 150 gr. de pepitas de chocolate (yo usé la lágrimas de chocolate de Mercadona, las mismas que uso para las cookies)

Precalentar el horno a 170º y dejar preparado el molde engrasándolo. Pelar y rallar el calabacín, reservar. En un bol tamizamos la harina, la levadura, el bicarbonato, el jengibre, la canela y la nuez moscada. En otro bol, batimos los huevos junto con el aceite y el azúcar. A esta mezcla añadimos en dos veces la mezcla de harina hasta que quede completamente incorporada. Ya sólo tenemos que añadir el calabacín rallado y las pepitas de chocolate, y al horno durante 40 ó 45 minutos (ya sabéis que hay que comprobar siempre con la puntilla, para tener la seguridad de que el bizcocho está hecho).

Una vez frío, corté el bizcocho en tres partes con la guillotina de bizcochos que compré en Ikea (no es la panacea y te tienes que buscar la mañas para usarla, pero su apaño hace), envolví cada parte en papel film y los puse en el frigorífico durante un día. Al día siguiente los saqué para montar la tarta. Usé frosting de queso para rellenar las entrecapas del bizcocho y para la cobertura. La receta del frosting la tenéis en la entrada de la carrot cake. Y la parte decorada en rojo es el mismo frosting pero teñido con tinte en gel rojo.

La decoración no está muy allá, pero lo hize deprisa y corriendo, y así pasa. Además, me daba lástima esmerarme pues ya estaba pensando que la tarta no aguantaría las 2 horas y media de viaje hasta el pueblo (aunque milagrosamente aguantó perfectamente).

Esto es todo por hoy, en breve subiré nueva receta, y espero que sea salado, porque tanto dulce no es bueno para la operación bikini.

Un besote

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: